Huanta, Perú.


Gallera o Coliseo, es el lugar destinado para el combate, los cuales tienen como ambiente principal a un ruedo de arena accediendo a este por medio de tres ingresos (Juez, derecha e izquierda); de estos últimos emergen los gallos con sus respectivos careadores. 

A cada gallo se le coloca una navaja en la pata, "hoja de olivo" hecha de acero, con le fin de herir al oponente en los ataques. El juez verifica la navaja y su correcta colocación. 
La pelea termina con la muerte de alguno de los dos gallos. 

En Perú, esta actividad es muy común, la personas llegan para disfrutar de las peleas y hacer apuestas.
Las peleas de gallos son legales en la mayoría de los países latinoamericanos, en el Perú están permitidas. En muchos otros lugares, las peleas de animales están prohibidas, basadas en la oposición a las apuestas, la crueldad animal, o ambas.